sábado, 23 de agosto de 2008

El estado intermedio

Capitulo 10 – El estado intermedio
I. Tres aspectos de la muerte
Ø Muerte física Heb. 9:27
Ø Muerte Espiritual Gn 3.
Ø Existencia del estado intermedio.
Este tema del estado intermedio de las almas se conoce muy poco, éste el motivo para estudiar, lo estudiaremos únicamente la existencia del estado intermedio.
II. Existencia del estado intermedio
Un estado intermedio es un Intervalo, lapso, tregua o pausa que esta entre dos cosas.
Y según las enseñanzas del catolicismo romano, este estado intermedio es el “purgatorio” de donde se puede salir fácilmente con una “misa” para llegar al cielo, es una interpretación alegórica, no es bíblico, es erróneo.
A. ¿Qué es el Estado Intermedio para el cristiano?
En la actualidad hay mucha duda confusión sobre este tema, los cristianos creemos que después de la muerte y hasta la resurrección de las almas éstos están en algún lugar consientes de su condición en que se encuentran.
He aquí algunas consideraciones sobre el Sehól y Hades
B. Sheól “hebreo”
Su definición, es llamado “lugar de los difuntos”, es aquí donde van las almas después de la muerte, en el Antiguo Testamento vemos aquí a toda las almas de los muertos justos e injustos, es un lugar donde van todo los seres vivientes después de la muerte.
Gn. 37: 35 Se levantaron todos sus hijos y todas sus hijas para consolarlo; mas él no quiso recibir consuelo, y dijo: Descenderé enlutado a mi hijo hasta el Seol. Y lo lloró su padre. (Jacob llora por José)
El “seol” es un lugar intermedio de todos los muertos “justos o impíos” en donde es recibido con una bienvenida horripilante lleno de gusanos, donde la alma que murió tiene ya un lugar preparado.
Is. 14:11 Descendió al Seol tu soberbia, y el sonido de tus arpas; gusanos serán tu cama, y gusanos te cubrirán.
El “seol” un lugar de sombra, donde su entrada es por puertas.
Job. 38: 17 Te han sido descubiertas las puertas de la muerte, Y has visto las puertas de la sombra de muerte?
El “seol” es un lugar triste donde el hombre mas fuerte ya no tiene fuerza
Sl. 38: 3-4 Porque mi alma está hastiada de males, Y mi vida cercana al Seol. Soy contado entre los que descienden al sepulcro; Soy como hombre sin fuerza,
El “seol” es un lugar profundo, de tinieblas, de silencio y abandonado.
Sl. 88: 5-6 Abandonado entre los muertos, Como los pasados a espada que yacen en el sepulcro, De quienes no te acuerdas ya, Y que fueron arrebatados de tu mano. Me has puesto en el hoyo profundo, En tinieblas, en lugares profundos El “seol” es un lugar de silencio
El “seol” es un lugar de pena, angustia y dolor.
Sl. 116: 3 Me rodearon ligaduras de muerte, Me encontraron las angustias del Seol; Angustia y dolor había yo hallado.
El “seol” es un lugar done no hay actividad, ni sabios ni incultos.
Ecl. 9: 10 Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el Seol, adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría.
El “seol” donde no hay alabanza a Dios, su preocupación es su estado de dolor y sufrimiento.
Sl. 6:5 Porque en la muerte no hay memoria de ti; En el Seol, ¿quién te alabará?
El “Seol” es un lugar lúgubre sin luz, llena de tinieblas y sin orden.
Job. 10: 21-22 Antes que vaya para no volver A la tierra de tinieblas y de sombra de muerte; Tierra de oscuridad, lóbrega, Como sombra de muerte y sin orden, Y cuya luz es como densas tinieblas
El “Seol” es un lugar de desesperación y sus habitantes tienen conciencia y reciben a los nuevos muertos que entran a ése lugar con espanto, seguramente en espera de su sentencia o juicio final que vendrá de Dios.
Is. 14:9 El Seol abajo se espantó de ti; despertó muertos que en tu venida saliesen a recibirte, hizo levantar de sus sillas a todos los príncipes de la tierra, a todos los reyes de las naciones.
El “Seol” es un lugar de todos los vivientes donde el hombre está en una condición miserable, separado de la comunión de Dios, donde no hay escapatoria ni clases sociales ni categorías de ninguna especie, un lugar de todos.
Job. 30:23 Porque yo sé que me conduces a la muerte, Y a la casa determinada a todo viviente.
El “Seol” es un lugar intermedio de pena, olvido donde no hay recuerdo.
Job. 14: 13 ¡Oh, quién me diera que me escondieses en el Seol, que me encubrieses hasta apaciguarse tu ira, Que me pusieses plazo, y de mí te acordaras!
Ecl. 9: 5-6 Porque los que viven saben que han de morir, pero los muertos nada saben, ni tienen más recompensa. Su memoria cae en el olvido. 6 También perecen su amor, su odio y su envidia; y ya nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol.
El “Seol” es también llamado “pozo”, “las profundidades de la tierra”, “abadon”, vocablo hebreo para “destrucción” Sl. 28:1 Is. 44: 23 Job. 26:6 Ap. 9:11
El “Seol” es un lugar indeseable lugar tenebroso y desconcertante donde no hay paz, ni luz, es como “polvo”, visto como los desperdicios que quedan tras la vida en la tierra, un lugar de soledad, desiertos, estériles, todo lo contrario de la “tierra de los vivos”
Entrar por las puertas del “Seol” es “no ver más a ningún hombre con los habitantes del mundo” Pero el más amargo de todos los pensamientos es no ver a Jehová.
Conclusión
El “Seol” es sinónimo de infierno, un lugar donde los perdidos sufren, de pena, dolor, olvido, un lugar de tinieblas, que resulta un “infierno”, de éste lugar no se puede salir, no hay escapatoria, tampoco es el purgatorio, es un lugar no deseable, en donde el que entra no sale, sino hasta que sea el juicio de Dios.
C. El Hádes (griego)
Esta palabra es sinónimo del “Seol” designado como la región de los muertos.
El Hades esta debajo de la tierra, muchos dicen que esta en el centro mismo de la tierra.
Lc. 10: 15 Y tú, Capernaum, que hasta los cielos eres levantada, hasta el Hades serás abatida.
El Hades es el lugar de los muertos que se entra por puertas.
Mt. 16:18 Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.
El Señor Jesús, en su muerte ¿dónde fue llevado?, Cumpliendo las profecías escritas sobre él, fue llevado al “Seol” y fue el primero en salir del Hades.
Hech. 2 : 27 Porque no dejarás mi alma en el Hades, Ni permitirás que tu Santo vea corrupción.
Hech. 2: 31 viéndolo antes, habló de la resurrección de Cristo, que su alma no fue dejada en el Hades, ni su carne vio corrupción.
El Señor estuvo tres días y tres noches en el lugar de los muertos, resucitó al tercer día victorioso triunfante sobre la muerte.
Mt. 27:50-53 Mas Jesús, habiendo otra vez clamado a gran voz, entregó el espíritu. 51 Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo; y la tierra tembló, y las rocas se partieron;
1Co. 15:3-4 Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; 4 y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras; 5 y que apareció a Cefas, y después a los doce.
En el Hades Cristo les predico ha las almas desobedientes, aunque estos no salieron junto a él.
1Pd. 3: 18-20 Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu; 19 en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados, 20 los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua.
Cristo, salió del Hades victorioso al tercer día junto con los justos del A.T. y desde ese momento hay una separación, el Hades para los impíos, el Seno de Abraham para los justos.
1Co.15:54-55 Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. 55¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?
Mt.27: 52 y se abrieron los sepulcros, y muchos cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron; 53 y saliendo de los sepulcros, después de la resurrección de él, vinieron a la santa ciudad, y aparecieron a muchos.
Lc.16:19-31 Nos relata la Historia del rico y Lázaro, en donde se ve en forma clara el Hades y el Seno de Abraham, con una cima de separación al Hades, lugar de “tormentos” para los impíos, y el Seno de Abraham” un lugar de descanso para los justos.
Lázaro, un mendigo justo que al morir fue llevado por los Ángeles al Seno de Abraham.
Lc.16:22- conteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado.
El hombre rico también murió, fue sepultado y aparece en el Hades en tormentos pidiendo clemencia de su condición, lo cual no es posible por la separación que existe.
Lc.16: 23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. 24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.
Del Hades es imposible salir para ir al Seno de Abraham, tampoco de aquí se puede pasar al hades, hay una cima de separación.
Lc.16:25 Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. 26 Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá.
Reflexión. ¿Dónde es tu lugar?
D. La resurrección de los justos
Los cristianos han de resucitar y dejar el lugar del Seno de Abraham cuando el Señor venga en las nubes en el día del Arrebatamiento, para gozo por la eternidad.
1Ts.4:14-17 Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. 15
E. La resurrección de los impíos
Del Hades los impíos muertos han de resucitar para dar cuenta a Dios en el Juicio del Gran “Trono Blanco”, después de todo los eventos para una condenación eterna, el Seol o Hades desaparecer para dar paso al “lago de fuego” que es por la eternidad Ap. 20: 11-14
Mt. 22:30 Entonces el rey dijo a los que servían: “ Atadlo de pies y manos y echadlo a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes”, 14 pues muchos son llamados, pero pocos escogidos».
Conclusión
El Sehol o Hades, es el mismo lugar, es el lugar de los muertos impíos, donde se quedarán hasta el juicio final de Dios, su destino final es el infierno o lago de fuego donde el sufrimiento es por la eternidad.
El justo en Cristo resucitará en el día del Arrebatamiento para un encuentro feliz, con su salvador, su destino final la eternidad.
¿Dónde pasarás tu Destino Final?
Solo hay dos caminos a escoger, negar a Cristo es el Hades con una condenación eterna.
Aceptar a Cristo es el Seno de Abraham, su fin la vida eterna.
La Biblia dice:
1 Mt. 5: 8 Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.
Jn.14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.
1Jn. 3: 2 Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.
Pd. 2: 9 sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio;
Que Dios te bendiga.